MALAS NOTICIAS

MALAS NOTICIAS

La entrega de malas noticias requiere que el médico entienda el proceso de comunicación y aprenda cómo comunicar eficazmente con los pacientes así cómo domine el método estructurado de comunicar malas noticias

En un estudio reciente se decía que : “Con una buena comunicación, los médicos obtendríamos mejores resultados en la gestión de la salud“

Y todavía es más complicado la comunicación de malas noticias y es un aspecto crítico de la práctica clínica en oncología, fertilidad, cardiología, ginecología, medicina interna, endocrinología…

Los profesionales de la salud , sea cual sea su especialidad, deben rutinariamente comunicar malas noticias, como resultados anormales de exámenes, malos pronósticos, resultados adversos de los tratamientos…

malas noticias
malas noticias

A pesar de lo habitual de esta práctica, los médicos consideran que es una tarea complicada  y poco confortable. Por eso tiene que abordarse de manera integral y a la vez práctica.

Una mala noticia es aquella que modifica radical y negativamente la idea que el paciente se ha hecho de su porvenir o el de una persona querida por él.

Es una tarea de comunicación compleja que requiere al médico de otras habilidades además de explicarse bien:

  • Sintonizar con el paciente
  • Identificar las emociones del paciente y responder empáticamente
  • Escuchar activamente
  • Manejar el lenguaje corporal adecuadamente e identificar señales en el del paciente
  • Responder asertivamente y afectivamente a las reacciones del paciente
  • Manejar el estrés generado por las reacciones y expectativas del paciente
  • Involucrar a los miembros de la familia

Los objetivos de la entrega de malas noticias son:

  • Transmitir información clara y precisa para que el paciente pueda tomar decisiones informadas y planificar el futuro
  • Persuadir al paciente de adoptar las recomendaciones
  • Minimizar el estrés del paciente
  • Promover la satisfacción del paciente
  • Mantener el optimismo del paciente
  • Minimizar el disconfort del profesional de la salud

 

Por estas razones es necesaria una formación específica de la entrega de malas noticias para no agravar el impacto en el paciente y sus familiares, así como minimizar el impacto emocional en el médico.

malas noticias

El curso de malas noticias ha sido impartido en España y México a las especialidades médicas de oncología, fertilidad y cardiología a través de laboratorios como Sanofi, Ferring y Novartis entre otros.

La estructura del curso es flexible así como el medio de impartición, lo hemos hecho tanto presencialmente cómo por videoconferencia a través de la plataforma Zoom.

El diseño del curso tendrá en cuenta la especialidad y el briefing de médicos y responsables terapéuticos y se adaptará al tiempo disponible que va de 4 a 6 h.


Capacitación Innovadora para el desarrollo de habilidades prácticas inmediatas